What You Should Know About Synovitis

Lo que debe saber sobre la sinovitis

Las personas con hemofilia y otros trastornos hemorrágicos tienen un mayor riesgo de contraer esta afección, que causa dolor e inflamación en las articulaciones y, finalmente, daña el hueso o el cartílago. Esto es lo que debe saber.
Author: Michael Hickey

Las personas con trastornos hemorrágicos no son ajenas a la lucha contra las complicaciones físicas que acompañan a su afección. La sinovitis es una afección grave que los miembros de la comunidad de trastornos hemorrágicos deben conocer.

Conozca las causas, los síntomas y las estrategias de tratamiento de la afección.

¿Qué es la sinovitis?

La sinovitis, o la inflamación del líquido sinovial, hace referencia a la inflamación de la membrana sinovial, que es el tejido conectivo que reviste el interior de las cápsulas articulares del cuerpo y produce líquido sinovial, lo que protege y lubrica las articulaciones. Las cápsulas articulares rodean articulaciones como la rodilla, el tobillo, la muñeca, el codo, la mano, el pie y el hombro. Una vez que la membrana sinovial se inflama, eventualmente destruye el cartílago y el hueso de la articulación.

La sinovitis generalmente se produce a causa del sangrado repetido en las articulaciones, que es el tipo de sangrado más común en personas con hemofilia. La sinovitis provoca aún más hemorragias articulares, ya que la membrana sinovial se engrosa y se desarrollan más vasos sanguíneos.

Los síntomas de la sinovitis incluyen dolor en las articulaciones, hinchazón, rigidez, enrojecimiento y calor en las articulaciones. Estos síntomas suelen durar un breve período de tiempo, y pueden sentirse en diferentes articulaciones en diferentes momentos. 

Diagnóstico de la sinovitis

Sus médicos estarán atentos a los síntomas anteriores, como hinchazón, enrojecimiento y calor en las articulaciones. La clave para un diagnóstico acertado es encontrar exactamente dónde se produce la inflamación, lo cual se realiza mediante un estudio por imágenes, como una resonancia magnética o una ecografía. Si la inflamación está dentro de la articulación misma, entonces es sinovitis.

Cómo tratar la sinovitis

El tratamiento podría incluir tomar medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, como Advil o Motrin, que reducen el dolor y la hinchazón. También se le pueden recetar medicamentos antirreumáticos modificadores de la enfermedad, que actúan suprimiendo los sistemas inmunológico e inflamatorio hiperactivos del cuerpo.

Una inyección de corticosteroides en la articulación también puede reducir el daño causado por la sinovitis. La fisioterapia para la sinovitis generalmente incluye el tratamiento R.I.C.E. (siglas en inglés) sobre la articulación inflamada: reposo, hielo, compresión y elevación.

Si la sinovitis persiste, la cirugía también es una opción:

  • Una sinovectomía artroscópica implica extirpar la parte inflamada de la membrana sinovial, lo que reduce el sangrado adicional y la destrucción de la articulación. 
  • La sinovectomía con radionúclidos se realiza inyectando una sustancia radiactiva en la articulación. La radiación de bajo nivel funde la membrana sinovial inflamada.

Cómo prevenir la sinovitis

La clave es tratar adecuadamente su hemofilia. El tratamiento regular con factor ayudará a prevenir el sangrado adicional, y le dará a la membrana sinovial la oportunidad de volver a la normalidad.