Woman floating in front of empty background

Abordaje de la seguridad de los productos para la comunidad de personas con trastornos hemorrágicos

La cumbre de partes interesadas múltiples tiene como objetivo mejorar la educación y la comunicación

La Fundación Nacional de Hemofilia (National Hemophilia Foundation, NHF) y la Federación Estadounidense de Hemofilia (Hemophilia Federation of America, HFA) convocaron una Cumbre de Seguridad del 29 al 30 de enero de 2020, en Washington, DC, para discutir el monitoreo, la educación y la comunicación de problemas relacionados con la seguridad de los productos para trastornos hemorrágicos.

La cumbre reunió a partes interesadas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, empresas de fabricación de productos farmacéuticos, empresas de atención médica domiciliaria, médicos, organizaciones de defensa de los pacientes y personas afectadas por trastornos hemorrágicos.

La cumbre se convocó en respuesta a una serie de retiradas del mercado y notificaciones de seguridad de productos emitidas en 2019. Como recursos confiables para obtener información imparcial sobre tratamientos y productos, la NHF y HFA participaron en el foro para discutir cómo mejorar la educación sobre los estándares actuales de seguridad de los medicamentos y las comunicaciones a las personas que usan esas terapias.

“Hemos visto un gran avance en términos de nuevas terapias en la última década, y los años venideros prometen traer aún más innovaciones en el tratamiento”, dijo Michelle Rice, directora de asuntos externos de la NHF. “Sin embargo, es más importante que nunca que nuestros pacientes tengan acceso a información clara y comprensible sobre cualquier problema de seguridad que pueda surgir con estos nuevos tratamientos”.

La cumbre llevó a los participantes a través de una explicación detallada de los requisitos reglamentarios para el desarrollo de medicamentos, luego pasó a un panel de discusión sobre los métodos de informes de seguridad, incluidas las responsabilidades de cada parte interesada.

Los asistentes también se dividieron en grupos de trabajo para discutir un estudio de caso de una notificación o inquietud, con el objetivo de descubrir dónde suelen surgir las brechas en la comunicación. Los participantes también discutieron sobre terapias genéticas y novedosas y cómo mejorar la educación tanto para los pacientes como para los médicos sobre las tecnologías emergentes.

“Asegurarnos de que nuestros pacientes con trastornos hemorrágicos reciban terapias seguras no es responsabilidad de un solo grupo”, dijo Sonji Wilkes, director senior de políticas y defensa de la HFA. “Todos, desde el gobierno hasta las empresas farmacéuticas, organizaciones como la nuestra y los propios pacientes, tienen un papel que desempeñar”.

La NHF y HFA publicaron un informe que resume los hallazgos de la cumbre en abril de 2020.

“Nadie conoce mejor que las personas con trastornos hemorrágicos la necesidad de que todos los involucrados en la fabricación y distribución de medicamentos sean honestos y transparentes sobre la seguridad”, dice Rice. “Ahora tenemos el plan para los procedimientos que brindarán a nuestros pacientes una mejor protección y comprensión a medida que nos adentramos en una nueva era de tratamiento y atención”.