How Chapters Are Preparing for a Safer Summer Camp

Cómo se están preparando las sedes para un campamento de verano más seguro

La pandemia de COVID-19 ha agregado una nueva capa de consideraciones con respecto a la seguridad para los líderes de los campamentos de trastornos hemorrágicos. Vea lo que recomiendan los expertos y lo que está haciendo una de las sedes este año para ofrecer una experiencia presencial más segura.
Author: Michael Hickey

El campamento de verano es un momento de libertad, exploración y diversión. Pero para aquellas familias que tienen hijos que padecen trastornos hemorrágicos como la hemofilia o la enfermedad de von Willebrand, irse de campamento también conlleva una serie de consideraciones de seguridad. Además de eso, este año las organizaciones de campamentos también están trabajando para implementar normas de seguridad debido al COVID-19, ya que planean ofrecer programas presenciales por primera vez desde que comenzó la pandemia.

Entonces, ¿qué pueden esperar usted y su familia este año cuando asistan a un campamento para personas con trastornos hemorrágicos? Varias organizaciones han publicado normas sobre cómo realizar un campamento de manera segura durante la pandemia, y su campamento local probablemente adoptará medidas similares.

Qué esperar en un campamento de verano para personas con hemofilia en 2021

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades publicaron su “Guía operativa para campamentos de verano y para jóvenes durante la pandemia de COVID-19”, que incluye una descripción general completa de los protocolos recomendados, que incluyen:

  • Uso general de mascarillas que cubran la nariz y la boca
  • Hacer que el personal del campamento se vacune cuando sea elegible, y alentar a los campistas a hacer lo mismo
  • Aumento de la ventilación para aquellas actividades en interiores
  • Distanciamiento físico
  • Fomentar el lavado frecuente de manos
  • Desarrollar un plan operativo de emergencia en caso de que alguien tenga síntomas o dé positivo en la prueba de COVID-19
  • Uso escalonado de los espacios compartidos
  • Comer afuera

La Association of Camp Nursing también ha proporcionado una guía práctica para campamentos sobre cómo implementar las pautas de los CDC, al igual que la American Camp Association.

Campamento Pacific Northwest Bleeding Disorders

Actualmente, la sede de Pacific Northwest Bleeding Disorders (PNWBD) este año piensa ofrecer una experiencia de campamento presencial en Camp Myrtlewood , salvo que el condado regrese a una situación de riesgo “extremo”, designada por el estado de Oregon

“Tenemos que ser rigurosos con un evento a largo plazo donde se pernocte”, dice Madonna McGuire Smith, directora ejecutiva de la sede PNWBD. “Existe esa posible exposición constante al COVID”.

Con el fin de promover una experiencia campista segura, Smith y la organización están basando sus decisiones en las pautas de varias organizaciones, incluidos los CDC, la Association of Camp Nursing, la American Camp Association, la Oregon Health Authority, NOLS y la Oregon Health & Science University.

La sede de Oregon ofrecerá un campamento virtual de tres días para jóvenes, seguido de un campamento familiar presencial de tres días una semana después. La organización realizó cambios sustanciales en las operaciones normales del campamento familiar presencial en un esfuerzo por conservar la salud de todos los participantes.

El campamento familiar de tres días y dos noches de la sede PNWBD tendrá lugar del 6 al 8 de agosto. El campamento seguirá ofreciendo actividades para familias, pero esta vez la organización agregó medidas de seguridad adicionales para el COVID-19, las mismas que podría ver en su campamento local para personas con trastornos hemorrágicos.

Dicho esto, Smith señala que el panorama cambia constantemente y que la sede PNWBD seguirá reevaluando las pautas de seguridad del campamento. La organización puede relajar o ajustar aún más sus protocolos si se modifican las restricciones estatales y la tasa de vacunación del estado sigue en aumento desde ahora hasta el inicio del campamento en agosto.

Campamentos más cortos y cambios en los programas

El campamento presencial se redujo en un día, ya que generalmente se lleva a cabo entre un jueves y un domingo. Este año, el campamento familiar tendrá lugar de viernes a domingo. El campamento presencial también se retrasó de junio a principios de agosto, con la idea de que las restricciones estatales serán más laxas para ese entonces porque se vacunará a más personas.

También habrá cambios en el cronograma diario. Por ejemplo, los horarios de las comidas serán escalonados y habrá más comidas al aire libre en las mesas de picnic con comida servida en carpas grandes en lugar del comedor interior.

Capacidad limitada

Este año, el campamento familiar presencial de la sede PNWBD permitirá solo el 50 % de su capacidad debido a las restricciones estatales. Para el verano, Smith espera que el nivel de riesgo de COVID-19 del condado para campamentos sea de bajo o moderado, lo que permite una capacidad del 50 % según las normas de Oregon.

Este año, las cabañas compartidas del campamento solo albergarán a cuatro familias, cuando habitualmente suelen albergar a seis familias.

Protocolos de vacunas contra el COVID-19

Smith dice que se espera que los campistas y sus familias se vacunen, pero no será una exigencia. La sede PNWBD exige que se vacunen todos los miembros del personal que vayan al campamento.

La experiencia campista de una familia variará según se haya vacunado o no. Para familias con al menos un miembro que no esté vacunado (esto incluiría a familias con niños menores de 12 años, que actualmente no son elegibles para la vacuna):

  • Los miembros no vacunados deben distanciarse socialmente con diligencia durante 14 días antes de la llegada, y pasar por medidas de control, como reportes diarios ante la sede PNWBD que incluyen un control de temperatura
  • Los miembros no vacunados deben realizarse una prueba de diagnóstico mediante PCR para COVID-19 dentro de los tres o cuatro días posteriores a su llegada al campamento
  • Los miembros no vacunados deben usar una mascarilla en todo momento
  • No se les permite mezclarse con otras familias, pero pueden participar en todas las actividades al aire libre como una unidad familiar mientras están alejados de otros grupos (cohorte)

Si toda la familia está completamente vacunada:

  • Pueden mezclarse con otras familias completamente vacunadas
  • No tienen que usar mascarillas
  • No será monitoreada
  • No necesitará una prueba de COVID-19, a menos que muestre síntomas después de entrar en contacto con un caso confirmado
Audience