Cinco formas de hacer su casa segura contra lesiones para sus hijos

Los niños pueden sufrir accidentes en casa, pero estos pueden evitarse con algo de preparación.
Author: Michael Hickey

Lo último que uno quiere es pensar en que un hijo se lastime. Pero existen algunos peligros en la casa y pueden ocurrir accidentes: según el Consejo Nacional de Seguridad, más de 26 millones de lesiones domésticas requirieron atención médica en 2019, y la organización Safe Kids informa que 3.5 millones de niños ingresan a la sala de emergencias cada año por lesiones que ocurren en la casa. 

Y, para los que son de la comunidad con trastornos hemorrágicos, las lesiones comunes pueden ser más graves. Además, los síntomas de hemofilia, como lesiones en las articulaciones, pueden aumentar el riesgo de sufrir caídas.

En general, los accidentes domésticos pueden prevenirse. Con las precauciones adecuadas, se puede reducir el riesgo de caídas, intoxicaciones, quemaduras, cortes y otras lesiones que suceden en casa. Utilice estos consejos para crear un hogar más seguro.

Elimine los peligros comunes de tropiezos y caídas en casa

Los niños están casi siembre en movimiento, así que algunos peligros de tropiezos podrían ser más riesgosos para ellos. Ahora es momento de quitar, reemplazar o reparar esos elementos, que pueden incluir:

  • Umbrales elevados
  • Cables eléctricos que cruzan sobre el suelo
  • Alfombrillas sueltas
  • Tablas de suelo sueltas
  • Grietas en la entrada para autos
  • Objetos tirados en el suelo, como juguetes o cajas
  • Mala iluminación (coloque bombillas más luminosas)
  • Suelos resbaladizos, como azulejos en el baño (use sellador antideslizante)

Acolchone bordes puntiagudos y proteja objetos filosos

Algunos muebles tienen bordes puntiagudos que pueden presentar un riesgo especial para los niños, porque ellos están siempre en movimiento y son lo suficientemente pequeños como para chocarse de cabeza con los muebles. Utilice esquineros protectores para las puntas de los muebles, como mesas, marcos de la cama y escritorios.

Es probable que tenga numerosos objetos filosos en su casa. Los niños son naturalmente curiosos y podrían agarrar objetos como rasuradoras, tijeras y cuchillos de cocina, así que guárdelos en un lugar seguro como un armario cerrado con llave.

Utilice equipo de seguridad

Sin un arnés o una correa de seguridad, los bebés y los niños pequeños corren el riesgo de caerse de sillitas altas y cambiadores. Cuando utilice estos objetos, siempre amarre a los niños en forma segura para evitar caídas.

Utilice electrodomésticos seguros para niños

Los electrodomésticos comunes que producen calor, como hornos, tostadoras y cafeteras, representan un riesgo de incendios y quemaduras para niños desprevenidos. Además, los niños se pueden electrocutar con tomacorrientes sin protección si les introducen un objeto metálico como un tenedor.

Para mitigar estos riesgos de quemaduras y electrocución, puede instalar versiones seguras para niños de estos electrodomésticos y tomacorrientes. Por ejemplo, ¿su hijo juega con las perillas de la cocina? Consiga protectores de perillas de cocina que evitan que los niños las giren, pero pueden reemplazarse cuando sea momento de cocinar.

Mantenga las sustancias tóxicas de la casa fuera del alcance

Cierre con llave armarios o áreas de guardado de sustancias que son tóxicas si se consumen, como artículos de limpieza, medicamentos y detergentes.

Audience