How to Prevent Heart Disease

Cómo prevenir las enfermedades cardíacas

Controlar el trastorno hemorrágico es una excelente forma de promover la salud general, pero se pueden dar más pasos para mejorar la salud del corazón. Siga estos cinco consejos sobre el estilo de vida para reducir el riesgo de tener una enfermedad cardíaca.
Author: Michael Hickey

La mejor atención de los trastornos hemorrágicos implica que la gente está controlando mejor su enfermedad y está viviendo más tiempo. La otra cara de la moneda es que más personas presentan problemas del corazón relacionados con la edad, como las enfermedades cardíacas. Sin embargo, hay formas de cambiar el estilo de vida para reducir el riesgo.

Aquí presentamos cinco formas simples de cuidar mejor el corazón.

Haga ejercicio con frecuencia

Una de las mejores formas de reforzar la salud del corazón es hacerlo latir con regularidad. La American Heart Association recomienda hacer al menos 150 minutos por semana de actividad aeróbica moderada (por ejemplo, una caminata a paso ligero o andar en bicicleta a un ritmo suave) o 75 minutos de actividad física fuerte, como trotar o practicar un deporte.

Una buena manera de monitorear el nivel de actividad física es controlando la frecuencia cardíaca. En primer lugar, calcule su frecuencia cardíaca máxima mediante una simple fórmula: a 220 réstele su edad. (Por ejemplo, la frecuencia cardíaca máxima de una persona de 40 años se calcula en 180 latidos por minuto: 220 menos 40). Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el ejercicio realizado entre el 64 % y el 76 % de la frecuencia cardíaca máxima es de intensidad moderada y una frecuencia cardíaca de entre el 77 % y el 93 % del máximo se considera fuerte. 

Siga una dieta saludable

Evite los alimentos ricos en grasas saturadas y trans y las bebidas azucaradas y contrólese con las carnes rojas y procesadas. Su dieta debe enfocarse en frutas y verduras, cereales integrales, frutos secos, pescado, aceites vegetales y carnes magras como las aves de corral.

Un estudio reciente de la Harvard T.H. Chan School of Public Health reveló que seguir estas pautas reduce el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular. 

Controle sus afecciones médicas

Algunas afecciones (incluida hipertensión, colesterol alto y diabetes) pueden aumentar el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Son frecuentes y suelen pasar inadvertidas. De hecho, 68 millones de estadounidenses tienen presión arterial alta y casi el 20 % ni siquiera lo sabe. Controlando con frecuencia y regulando la presión arterial, el colesterol y los niveles de azúcar en sangre, promoverá la salud del corazón. 

Mantenga el estrés bajo control

No solo le pasa factura a su salud mental: el estrés puede aumentar la inflamación del cuerpo, lo cual causa enfermedades como hipertensión, que afecta la salud del corazón. Existen varias formas de reducir el estrés, incluido el ejercicio, una rutina de sueño, meditación, yoga, terapia y técnicas de relajación como ejercicios de respiración profunda.

Deje de fumar

Fumar cigarrillos tiene un impactante efecto en la salud del corazón: las personas que fuman tienen entre dos y cuatro veces más probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca y alrededor del 20 % de las muertes causadas por una enfermedad cardíaca está relacionado directamente con el cigarrillo.

Si bien es difícil dejar de fumar, hay diversos métodos establecidos, incluida la terapia de reemplazo de la nicotina, mediante la cual los fumadores consumen una cantidad controlada de nicotina de fuentes que no son el cigarrillo para ayudarlos a saciar las ansias de fumar y aliviar el síndrome de abstinencia.