4 Ways to Reduce Screen Time

Cuatro formas de reducir el tiempo frente a las pantallas

El trabajo y la educación remotos han aumentado el tiempo que los adultos y los niños pasan frente a las pantallas. A continuación, presentamos cómo hacer para reducirlo. 
Author: Donna Behen

Antes de la pandemia, un adulto promedio pasaba más de 11 horas por día interactuando con pantallas electrónicas, desde monitores de computadora y televisores hasta teléfonos inteligentes. Los adolescentes pasaban alrededor de siete horas por día. Ahora que muchas personas trabajan y aprenden de forma remota, el total de tiempo diario frente a las pantallas es aún mayor.

Pero pasar demasiado tiempo frente a una pantalla todos los días es perjudicial para la salud en muchos aspectos. Además de causar el síndrome visual informático, una serie de síntomas que incluyen fatiga ocular, dolor de cabeza y visión borrosa, pasar demasiado tiempo frente a las pantallas también es una barrera para la actividad física. Un estilo de vida sedentario puede ponerlo en mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y diabetes. Hacer ejercicio con regularidad es especialmente importante para las personas con trastornos hemorrágicos porque ayuda a protegerse de las hemorragias articulares.

Luego existen los efectos en la salud mental de pasar demasiado tiempo frente a las pantallas y algunos estudios relacionan eso con un mayor riesgo de depresión.

Cómo reducir el tiempo frente a las pantallas 

En la actualidad, hay tantos aspectos de nuestras vidas que giran en torno a la tecnología, que es poco realista intentar reducir el tiempo que pasamos con teléfonos inteligentes y otras pantallas. Pero se pueden dar otros pasos para controlar el tiempo frente a las pantallas y ayudar a mitigar sus efectos perjudiciales.

1. Cambie la configuración de su teléfono

Si es la clase de persona que se queda pegado al teléfono todo el día, un modo simple de reducir el tiempo frente a las pantallas es hacer algunos ajustes en la configuración de su teléfono. Ahora los teléfonos inteligentes tienen una función de “límite de tiempo frente a la pantalla” que le permite ver cuánto tiempo está pasando con las aplicaciones y también configurar límites de tiempo específicos para cada aplicación. También puede cambiar su teléfono al modo de escala de grises, el cual elimina los colores de la pantalla y que hace que desplazarse por las redes sociales sea menos atractivo.

Otra sugerencia es apagar todas las notificaciones de las redes sociales para que el teléfono no esté sonándole constantemente cada cinco minutos. Aún mejor, quite las aplicaciones de redes sociales completamente de su teléfono y, en su lugar, vea Twitter y Facebook en la computadora.

2. Apártese de las pantallas al menos una hora antes de acostarse

Pasar tiempo frente a las pantallas tarde por la noche puede sabotear el sueño de varias maneras diferentes. Desplazarse por las publicaciones de las redes sociales, jugar a Words with Friends o hacer otras actividades con el teléfono estimula el cerebro y no le permite relajarse para la noche. Además, la luz azul que emite el teléfono puede suprimir los niveles de melatonina, que es una hormona que controla los ciclos del sueño del cuerpo.

Tenga como objetivo apagar todas las pantallas aproximadamente una o dos horas antes de que quiera dormirse. Si adquirió el hábito de utilizar el teléfono de reloj despertador, consiga un reloj despertador digital común y deje el teléfono cargado en otra habitación durante la noche.

3. Reserve otros momentos sin pantallas durante el día

Además de quitar las pantallas del horario nocturno, también puede apagarlas adrede en otros momentos del día. Por ejemplo, puede comenzar estableciendo la regla de “no tener el teléfono en la mesa durante la cena” y no llevar el teléfono al baño.

Incluso puede ir un paso más adelante y designar un día del fin de semana en el que toda la familia guarde los teléfonos y así poder enfocarse en divertidas actividades comunitarias sin pantallas como juegos de mesa o rompecabezas.

4. Salga al aire libre

Para los niños y los adolescentes, un antídoto para el tiempo excesivo frente a las pantallas es pasar tiempo en la naturaleza, también conocido como “tiempo verde”, según un estudio de 2020 realizado por investigadores australianos. Pero los adultos también se benefician con el tiempo al aire libre. Hay estudios que han descubierto que una caminata por el parque puede ser bueno para la salud. Y sí, está bien llevar el teléfono inteligente para poder sacar algunas lindas fotografías.