Vintage picture of a group of people dancing.

Los beneficios del baile para la salud

Esta actividad divertida y social puede ser justo lo que le recetó el médico
Author: Beth Levine

“Y cuando tengas la opción de sentarte o bailar, espero que bailes”.

Cuando Lee Ann Womack cantó esa pequeña dulzura para los oídos, estaba en lo cierto. Bailar no es solo un arte escénico; también es una actividad divertida que lleva alegría a su corazón y hace que uno se sienta menos solo. Si tiene pareja, existe la intimidad del contacto. Incluso en un baile en línea, uno es parte de un grupo, experimentando ese subidón del baile juntos. Mejor aún, puede hacerlo a cualquier nivel. Puede hacerlo a un ritmo acelerado, unirse a un baile en línea simple o simplemente crear su propio ritmo.

“¡El baile hace que uno esté en movimiento! Tantas personas se unen cuando se trata de música y baile que es una actividad muy estimulante y divertida”, dice Gee Smith, un instructor de Zumba de Charlotte, Carolina del Norte, que tiene familiares con hemofilia.

La danza también proporciona muchos beneficios para la salud. Mientras baila, también se practica el:

  • Fortalecimiento de músculos y articulaciones y mejora de la flexibilidad y el equilibrio. Especialmente cuando tiene un trastorno hemorrágico, debe asegurarse de que sus articulaciones no se pongan rígidas y de reducir sus posibilidades de caerse.
  • Aumento de su capacidad intelectual. Un estudio de 2018 realizado por investigadores japoneses en Annals of Case Reports & Reviews encontró que aprender movimientos de baile con música conocida mejoraba las habilidades cognitivas.

Esto es lo que necesita para iniciar el ritmo.

Obtenga una evaluación física.

“Antes de comenzar cualquier actividad física nueva, especialmente si tiene hemofilia, debe consultar con su hematólogo, fisioterapeutas en el centro de tratamiento y su proveedor de atención primaria para asegurarse de que está físicamente preparado para bailar”, dice Sherry Herman-Hilker, PT, MS, fisioterapeuta del Programa de Trastornos de la Coagulación y Hemofilia de la Universidad de Michigan.

Elija un tipo y nivel de baile adecuados.

Conozca sus limitaciones. Algunos bailes, como el hip-hop, pueden ser bastante duros para las articulaciones. Su fisioterapeuta puede ayudarlo a elegir uno que se adapte a sus necesidades.

Use el calzado correcto.

Bailar salsa con tacones puntiagudos puede verse bien, pero es difícil para las articulaciones. Consiga zapatos que sean cómodos, soporten sus pies y protejan sus rodillas y caderas.

Siempre caliente y estírese antes de asomarse a la pista de baile.

Será menos propenso a lastimarse un músculo.

Atraviese la pandemia bailando.

La pandemia de COVID-19 nos mantiene a todos aislados, pero eso no significa que la fiesta tenga que detenerse. Aunque muchos centros de baile están cerrados, algunos ofrecen clases en línea. Puede unirse a una clase de baile de Zoom y disfrutar de la camaradería prácticamente desde casa.

Smith ofrece clases a distancia social al aire libre, así que llame a su ciudad para ver qué disponibilidad hay. Aún puede encontrar una pareja de baile en un amigo de su “grupo” social pandémico. Si no es así, hágalo con alguien con quien viva.

Busque tutoriales de baile en YouTube.

Dance Tutorials Live es un excelente sitio para comenzar.