Unión entre los planes de salud y los proveedores

Comprehensive Care Sustainability Collaborative (CCSC) destaca el valor que brindan los centros de tratamiento para la hemofilia en la gestión del costo total de la atención con resultados óptimos para los pacientes
Author: Marla Feinstein, MPH; Kollet Koulianos, MBA; Michelle Rice

Los trastornos hemorrágicos con frecuencia se encuentran entre las afecciones de mayor costo, en gran parte debido a los costos del tratamiento. Si bien los pacientes están expuestos a algunos de los costos del tratamiento a través de sus deducibles, coaseguros y copagos, el plan de salud asume la mayoría de los costos.

En el caso de los planes de salud, la gestión de los miembros con reclamaciones de mayor costo es una prioridad absoluta. Implementarán una variedad de estrategias destinadas a reducir el costo total de la atención. Sin embargo, algunas de estas estrategias pueden resultar en una mayor carga de costos para el plan de salud y los pacientes por igual. Una de las estrategias más notables en los últimos tiempos son los programas de ajustes del acumulador de copagos, que esencialmente cambian las reglas sobre cómo se cuenta y aplica la asistencia de copago del fabricante.

Otra estrategia común implica restringir el acceso a una sola farmacia especializada y, por lo tanto, excluir los centros de tratamiento para la hemofilia (hemophilia treatment centers, HTC). Esta disposición puede interferir con la comunicación entre el médico, el proveedor de farmacia y el paciente, interrumpiendo la continuidad de la atención y dando como resultado un aumento de los costos, no un ahorro de costos.

Los centros de tratamiento para la hemofilia desempeñan un papel fundamental

En un esfuerzo por abordar estos problemas, la Fundación Nacional de Hemofilia (National Hemophilia Foundation, NHF) formó una asociación entre los proveedores de atención médica de HTC y los planes de salud denominada Comprehensive Care Sustainability Collaborative (CCSC). CCSC está compuesto por profesionales médicos y líderes de planes de salud que comparten un objetivo común: promover el manejo rentable y de alta calidad de los trastornos hemorrágicos, lo que a su vez respalda la sostenibilidad del HTC.

La unión entre los planes de salud y los proveedores permite que CCSC proporcione una descripción detallada de los servicios integrados y coordinados que brindan los HTC, destacando su valor intrínseco, con el objetivo de promover la inclusión de los HTC en las redes médicas y farmacéuticas.

Los muchos beneficios de la atención integral de los HTC

Para la comunidad de trastornos hemorrágicos, los problemas de acceso y las interrupciones en la atención suelen ser el resultado de políticas del plan que carecen de conocimientos específicos de la enfermedad debido a la rareza de estas condiciones.

Muchos planes de salud, grandes y pequeños, no han sabido que los HTC existen, y mucho menos que brindan atención coordinada e individualizada a través de un equipo de expertos subespecializados (como médicos, enfermeras, trabajadores sociales, fisioterapeutas, dentistas y farmacéuticos) que están de guardia las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, y que los pacientes atendidos por los HTC tienen una tasa reducida de utilización del departamento de emergencias y una mayor tasa de profilaxis y autoinfusión en comparación con los que reciben atención fuera de la red de los HTC.

Los pacientes que reciben atención en un HTC tienen mejores resultados, incluidas menos complicaciones y menos hospitalizaciones y visitas al departamento de emergencias.

Líneas claras de comunicación

Las relaciones forjadas entre los planes de salud y los proveedores a través de la participación de CCSC han abierto la puerta a los pacientes que deseen utilizar las farmacias de HTC, ayudando así a respaldar la infraestructura de HTC.

En general, CCSC ha servido como plataforma para defender la inclusión de los HTC en todas las redes de planes de salud y farmacias. También sirve como una plataforma para asociarse con los planes de salud para encontrar formas de administrar mejor el costo total de la atención sin intentar implementar estrategias únicas, como programas de ajustes de acumuladores de copagos, políticas de terapia escalonada y otros programas que pueden ser perjudiciales para los pacientes y aumentar, en lugar de disminuir, los costos de los planes de salud.

“Lo que CCSC ha hecho es abrir la conversación con estos empleadores para mostrar que permitir a los HTC dentro de la red les ahorrará una cantidad considerable de dinero, no solo en el aspecto farmacéutico, sino en la gestión general del paciente y los resultados en comparación con una farmacia especializada exclusiva”, dice Rebecca Burns, directora ejecutiva del Instituto de Trastornos Hemorrágicos y de la Coagulación en Peoria, Illinois. 

Para obtener más información sobre CCSC y cómo beneficia a los pacientes a medida que afrontan los desafíos de vivir con un trastorno hemorrágico, visite CCSCHemo.com.