Eco-Friendly Period Products

Productos menstruales ecológicos

Pruebe estas formas ecológicas de gestión menstrual
Author: Donna Behen

La persona promedio que menstrúa en los EE. UU. utiliza de 5,000 a 15,000 toallas higiénicas y tampones desechables durante toda su vida. Las personas con trastornos hemorrágicos (quienes suelen tener menstruaciones abundantes y dolorosas que duran más de una semana) probablemente se inclinan al extremo superior de ese cálculo.

Por suerte, las personas que menstrúan, en la actualidad, pueden encontrar alternativas sustentables y ecológicas de las toallas higiénicas y los tampones que ayudan a reducir los residuos y a ahorrar dinero. Además, muchas de las empresas que fabrican productos menstruales sustentables también participan en el movimiento que procura desestigmatizar la menstruación y promover la igualdad menstrual.

Ropa interior para la menstruación

No hace mucho tiempo, el término “ropa interior para la menstruación” hacía referencia a los pares que una persona reservaba para usar cuando menstruaba. Hoy en día, se refiere a una categoría totalmente nueva de productos menstruales lavables y reutilizables. La ropa interior o pantaletas para la menstruación tienen el mismo aspecto que la ropa interior habitual, pero tienen capas de tela extra que absorben la menstruación. Algunas absorben el equivalente a varios tampones regulares.

Thinx fue una de las primeras empresas en comercializar ropa interior para la menstruación y, hoy en día, hay otras marcas para elegir, entre ellas Dear Kate, The Period Company y Proof. Si bien la ropa interior para la menstruación no es barata (la mayor parte de las marcas cuesta entre $25 y $30 cada una), un par suele durar de dos a tres años y muchas mujeres dicen que es más cómoda que las toallas. Las personas con menstruaciones abundantes quizás prefieren usar ropa interior para la menstruación como refuerzo con un tampón o la copa menstrual (ver más abajo). Sin embargo, no es buena idea usar ropa interior para la menstruación con toallas, ya que la ropa interior debe ajustarse al cuerpo para evitar filtraciones y manchas.

Toallas higiénicas lavables

Antes de que las toallas higiénicas desechables estuvieran disponibles para todos en la década de 1920, las personas que menstruaban utilizaban paños o trapos de algodón al menstruar. Hoy hay nuevas empresas que comercializan toallas higiénicas de tela reutilizables y son cada vez más populares entre quienes quieren usar toallas, pero quieren una alternativa más asequible y ecológica de los productos menstruales de un solo uso.

Las toallas higiénicas lavables de empresas como GladRags, Aisle y Rael suelen estar hechas de algodón, bambú u otras telas absorbentes y cuestan alrededor de $15 a $20 cada una. Algunas marcas se venden con almohadillas y rellenos separados, mientras que otras tienen rellenos de diferente nivel de absorción, similares a las toallas higiénicas. La mayoría de las toallas puede lavarse en el lavarropas, pero lavarlas a mano y colgarlas para que se sequen prolonga la duración.

Copas menstruales reutilizables

Alternativa ecológica de los tampones, la copa menstrual es un contendor flexible en forma de embudo, hecho de silicona o goma de uso médico que se introduce en el cuerpo, donde atrapa y recolecta la menstruación. La copa puede usarse durante un máximo de 12 horas consecutivas según el flujo menstrual de la mujer.

Introducir la copa menstrual no es tan sencillo como introducir un tampón. Hay una curva de aprendizaje, pero las empresas de copas menstruales como DivaCup, Cora e Intimina tienen mucha información útil en sus sitios web para facilitar el proceso. Una copa menstrual cuesta alrededor de $40 y puede durar un año o más.

Audience