My Bleeding Disorders Community (MyBDC): Para usted, por usted

El nuevo registro elaborado por la comunidad ofrece una visión de 360 grados de lo que significa vivir con un trastorno hemorrágico
Author: Rita Colorito

Durante años, los investigadores que estudian a la comunidad de trastornos hemorrágicos han buscado respuestas a preguntas sobre las experiencias de las personas que solamente las voces de la comunidad podrían responder.

Ahora, gracias a My Bleeding Disorders Community (MyBDC), un nuevo registro elaborado por la comunidad de la Fundación Nacional de Hemofilia (NHF, por sus siglas en inglés); al fin podemos empezar a responder estas preguntas. Mediante una serie de encuestas, la plataforma en línea recopila información que marcará una diferencia en la investigación, la educación y, en última instancia, la calidad de vida de las personas, dijo Michelle Witkop, DNP, FNP-BC, directora de investigación de la NHF.

En busca de mejor información

En los últimos años, el Consejo Asesor Médico y Científico (MASAC, por sus siglas en ingles) de la NHF reconoció que las voces de las personas con trastornos hemorrágicos y de sus familiares son esenciales para hacer mejores investigaciones. Otras organizaciones también están buscando más aportaciones de la comunidad, como la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en ingles) y las compañías farmacéuticas. El equipo de políticas públicas de la NHF ha querido obtener información sobre las experiencias de las personas para usarla en iniciativas de activismo.

Los miembros de la comunidad de trastornos hemorrágicos proporcionan detalles de sus vidas en grupos focales, convenciones y eventos en centros de tratamiento de hemofilia. Pero la NHF necesitaba una manera más consistente de recolectar y organizar esas experiencias para convertirlas en información útil. "Las voces únicas son importantes", dice Witkop. "Pero poder unirlas y contar con una base de datos de experiencias ocurridas será muy poderoso".

Witkop, que es investigadora veterana y ex jefa clínica del Centro Regional de Trastornos Hemorrágicos del Norte en Michigan, empezó a trabajar para la NHF en 2017 y se le encargó formar este nuevo programa de recolección de información. Inmediatamente pensó en replicar el método de recolección de datos con cuestionarios utilizado en el Estudio de Salud de Enfermeras, una de las mayores investigaciones de factores de riesgo de las principales enfermedades crónicas en mujeres.

"MyBDC se basa en encuestas, y es diferente de otros registros relacionados con trastornos hemorrágicos", dice Witkop. Los estudios de MyBDC recolectan datos sobre una amplia variedad de temas, incluyendo diagnósticos, antecedentes de inhibidores, intensidad del dolor, tratamientos, ansiedad, depresión, terapia génica y consumo de marihuana medicinal. A las participantes del sexo femenino se les hacen preguntas adicionales sobre asuntos de la mujer.

Está diseñado para complementar la información reunida por otros registros, como el programa de monitoreo Conteos Comunitarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades y el conjunto datos ATHNdataset de la Red Estadounidense de Trombosis y Hemostasia, que recolecta información poblacional sobre hemorragias, tratamientos y otros factores. MyBDC ofrecerá información adicional para mejorar las investigaciones.

MyBDC también está disponible para padres, madres, cónyuges, hermanos, hermanas, abuelos, abuelas, hijos e hijas de personas con trastornos hemorrágicos. "Con esta información podremos entender lo que realmente significa vivir con un trastorno hemorrágico para todos los afectados", dijo la enfermera especialista en investigación de la NHF Maria Santaella, MSN, RN-BC, CPHON, quien administra MyBDC junto con Witkop.

MyBDC no es solamente una herramienta para recolectar información y entregarla a los investigadores. Permitirá que la comunidad influya en las investigaciones. "Por medio de esta plataforma podemos priorizar las brechas en educación, atención y recursos que la comunidad identifique. Al estudiar las respuestas en conjunto, podemos identificar las áreas que podrían beneficiarse de investigaciones adicionales, como la salud articular, la ansiedad y la depresión. Después podremos dirigir nuestros fondos de investigación a esas áreas, así como hacer encuestas a mayor profundidad para reunir más información", dice Witkop.

Cómo funciona

MyBDC está disponible por teléfono inteligente, tableta o computadora. El primer paso es contestar una breve encuesta de inscripción. Después se presenta una encuesta inicial más larga, que toma alrededor de 30 minutos. La información reunida en la encuesta inicial permite ajustar las encuestas adicionales a la medida. Por ejemplo, una mujer con un trastorno hemorrágico podría recibir una encuesta rápida sobre el control de su trastorno durante su ciclo menstrual.

En el futuro, los participantes contestará una "encuesta central" anual, que repetirá algunas preguntas todos los años. "Esto es muy importante, porque es la manera en la que identificaremos las tendencias y descubriremos los cambios en la salud de la comunidad con el paso del tiempo", dice Santaella. Para proteger la privacidad de los usuarios, toda la información de los participantes es anonimizada (se eliminan detalles tales como el nombre u la fecha de nacimiento) y agregada (las respuestas se combinan)." "No hay alguien examinando sus encuestas individuales", dice Santaella. "Nos tomamos muy en serio el anonimato y la seguridad de la información".

Además de la encuesta básica, las personas pueden contestar todas las encuestas que deseen. Mientras más encuestas se contesten, más información puede reunir la NHF, y más pueden aprender los participantes sobre ellos mismos, ya que tienen acceso a su propia información, dice Witkop.

Cuando la base de datos sea lo bastante robusta, los investigadores podrán presentar solicitudes para usar la información de MyBDC en proyectos de investigación, dice Witkop. Un comité analizará todas las solicitudes. En el caso de organizaciones con fines de lucro, como compañías farmacéuticas, se cobrará una cuota por el acceso a los datos, que será proporcional a sus ingresos. "La NHF proporcionará información agregada, anonimizada y pertinente para contestar preguntas de investigación específicas", dice Witkop. "Podemos distribuir una encuesta desarrollada por una compañía en MyBDC, pero las respuestas nunca se entregarán a nivel de pacientes. Siempre se entregarán agrupadas y anonimizadas".

Participación comunitaria, beneficios comunitarios

Al iniciar la planeación de MyBDC, la NHF condujo grupos focales para averiguar lo que los miembros de la comunidad querían de un registro elaborado por la comunidad.

Un tema que se presentó reiteradamente, dice Witkop, era la frustración de las personas que nunca se enteran de lo que ocurre con la información que proporcionan a los investigadores. Esto llevó a la creación del panel de información personalizado en MyBDC, una página segura en la que los participantes pueden ver sus respuestas a las encuestas y compararlas con otras respuestas anónimas.

"El panel de información es algo único en los registros de trastornos hemorrágicos", dice Witkop. "Y mientras más encuestas contesten las personas, más información podrán monitorear y comparar con el paso del tiempo". Santaella dice que los miembros de la comunidad se emocionan cuando les explica el panel de información. "No es algo de un solo sentido. Es una comunicación en dos sentidos, para que los participantes puedan averiguar cosas sobre ellos mismos y cómo se comparan con otros. Y pueden seguir las tendencias con el paso del tiempo", dice.

Los miembros de la comunidad también estaban preocupados por el financiamiento, ya que desconfiaban de la influencia externa y de que se vendiera su información personal. La NHF se ha comprometido a financiar MyBDC durante cinco años, dice Witkop, pero espera y prevé que perdurará más tiempo. La NHF recibió dos subsidios de socios del sector: uno para desarrollar el plan estratégico y uno para integrar materiales educativos en la plataforma. "Los socios del sector no reciben nada a cambio de sus subsidios", dice Witkop. "Los subsidios no les permiten acceso a los datos. Todas las solicitudes de datos se tratarán de la misma manera, sin importar si el solicitante aportó fondos".

Resaltando todas las voces

MyBDC amplificará las voces de los grupos que históricamente no han recibido tanta atención, como las personas con trastornos hemorrágicos raros, los hermanos y hermanas, y los miembros de la comunidad LGBTQ+. "Solamente tenemos un puñado de personas con deficiencia del factor XIII en los Estados Unidos. Si podemos reunir 10 de ellos en MyBDC y entender sus experiencias, los obstáculos que enfrentan para recibir atención, podremos ayudarles mejor", dice Santaella.

Amber Federizo, DNP, APRN, FNP-BC, directora de investigación del Centro de Hemostasis y Trombosis de Nevada, está emocionada de poder usar en el futuro información de MyBDC para trabajar a favor de las mujeres con trastornos hemorrágicos.

En ocasiones estas mujeres sufren en silencio y no las toman en serio. MyBDC es una oportunidad para que las mujeres tengan un impacto con sus números, y no solo sean una anécdota en un centro u otro. Esta es una oportunidad de unirlas a nivel nacional y decir: 'Esto está ocurriendo y tenemos que resolverlo'", dice Federizo. Por ejemplo, la salud sexual de la mujer, como las hemorragias durante el coito, puede pasarse por alto debido a la ausencia de datos concluyentes, dice Federizo, quien insta a todas las mujeres con trastornos hemorrágicos a participar en MyBDC. "Si no tenemos la información, si las personas no participan, no sabremos lo que está pasando y, desafortunadamente, continuará existiendo mucho sufrimiento", dice.

Mejor educación y activismo

Otro objetivo de MyBDC es detectar tendencias en la comunidad y ofrecer recursos educativos para ayudar a las personas a tener un mejor control de su salud.

Los componentes duales de encuestas y educación de MyBDC ya se han empezado a usar, dice Santaella. Cuando aparecieron noticias sobre hospitalizaciones y muertes debido al vapeo, la NHF quería saber cómo fueron afectados los participantes en MyBDC. Una breve encuesta les preguntó si habían vapeado o usado cigarrillos electrónicos en el último año.

"Si contestaban que sí, les preguntábamos si habían presentado algún síntoma y les proporcionábamos materiales educativos sobre el tema, en caso de que no lo hubieran visto en las noticias", dice Santaella. "Es un ejemplo perfecto de lo que podemos hacer con MyBDC para beneficiar a nuestra comunidad".

Los afiliados a MyBDC también tienen la oportunidad de participar en consejos asesores virtuales, que son anónimos y voluntarios. Estos permiten que sus miembros aporten opiniones e ideas sobre el diseño de ensayos clínicos al sector farmacéutico y a la FDA.

MyBDC también desempeñará un papel en el activismo político. La directora de asuntos externos de la NHF, Michelle Rice, ofrece este ejemplo: "Si un estado promulga una ley que restrinja el acceso a una terapia específica, podemos encuestar a las personas y preguntarles si les afectará y de que manera. Después, al cabildear a legisladores, podemos decirles: 'Esta ley está afectando a un número X personas'. Eso le añade mucho peso a nuestros mensajes de activismo".

Informar a los gobiernos y al sector sobre las experiencias y necesidades de las personas de la comunidad de trastornos hemorrágicos es otro uso significativo de los datos robustos de MyBDC. "Es importante resaltar las historias personales, pero hoy en día los datos sólidos hacen la diferencia", dice Santaella. "Van a ayudar a la NHF a hacer aún mejor lo que ya hace bien".


MyBDC de un vistazo

¿Qué es?

MyBDC es una plataforma de recolección de datos y sociedad entre la comunidad de trastornos hemorrágicos y la Fundación Nacional de Hemofilia. MyBDC no hace investigaciones; recolecta información que puede usarse en investigaciones y que los afiliados pueden usar para mejorar su salid.

¿Quiénes pueden participar?

Las personas con trastornos hemorrágicos y sus familiares, incluyendo a sus padres, hermanos, cónyuges y abuelos.

¿Qué reciben a cambio los participantes?

El panel de información personalizado de MyBDC permite a los usuarios comparar su información con los datos anonimizados y agregados de otros miembros de la comunidad. Las herramientas y recursos educativos ayudan a mejorar la salud. Consejos asesores virtuales permiten que los participantes ofrezcan aportaciones preclínicas para el diseño de ensayos clínicos.

¿Quiénes pueden solicitar usar los datos?

Los investigadores, incluyendo a estudiantes, socios de la industria y centros de tratamiento de hemofilia, puede presentar solicitudes, que serán analizadas por un comité de investigación.

¿La información personal recolectada está segura?

La información es confidencial y segura. Los investigadores nunca tendrán acceso a información personal ni a datos a nivel de paciente.

 

Para afiliarse, visite: MyBDC.hemophilia.org en un teléfono inteligente, computadora o tableta. Si tiene preguntas, comuníquese con Maria Santaella, enfermera especialista en investigación, en [email protected].