La masoterapia y los trastornos hemorrágicos

Los beneficios son muchos, pero una estrategia inteligente es crucial
Author: Lisa Fields

Si sufre de un trastorno hemorrágico y siente dolores, quizá desee el alivio de un confortante masaje. Pero antes de que le pongan las manos encima es esencial que reciba la aprobación de su fisioterapeuta, que tenga cuidado de contratar a un masoterapeuta acreditado y que hable por adelantado sobre cuánta presión se recomienda.

"Lo que más nos preocupa es la prevención de hemorragias", dice Bruno Steiner, PT, RMSK, fisioterapeuta del Centro Washington para Trastornos Hemorrágicos en Seattle. "La ética general es: Primero, no hacer daño. Por lo tanto, tenemos que advertir a los terapeutas que quieran aplicar una presión demasiado profunda en los tejidos".

Movilización de tejidos blandos
Muchos fisioterapeutas de centros de tratamiento de hemofilia (por sus siglas en inglés, "HTC") evitan usar el término "masaje" para describir su trabajo.

"Prefiero llamarlo movilización de tejidos blandos", dice Steiner. "Creo que cuando la gente piensa en masajes se imaginan a personas que amasan y aplastan los tejidos de manera no específica".

Dependiendo de la gravedad de su trastorno hemorrágico y del motivo por el que solicita atención, es posible que sea seguro acudir a un masoterapeuta acreditado, pero consulte primero a su fisioterapeuta del HTC.

"Quizá alguien tiene dolor de espalda que no se relaciona con la hemofilia", dice Susan Knight, PT, PCS, fisioterapeuta de Centro de Hemostasia y Trombosis del Hospital Infantil de Los Angeles. "Pero si quiere un masaje para una hemorragia reciente de articulación, yo diría que no, trabaje mejor con su fisioterapeuta y no con un masoterapeuta".

Buscar alivio con su fisioterapeuta del HTC tiene muchos beneficios. En primer lugar, él o ella ya conoce su historia médica. Un fisioterapeuta del HTC además es un profesional con conocimientos de anatomía y trastornos hemorrágicos.

Prepárese con profilaxis
"Soy un gran promotor de las terapias manuales para pacientes de hemofilia, siempre y cuando hagan su profilaxis", dice Steiner. "Deben estar protegidos en todo momento, y tanto como sea posible, mientras reciben tratamiento".

Si su fisioterapeuta aprueba que acuda a un masoterapeuta acreditado, asegúrese de que los dos profesionales se comuniquen antes de su cita. El masoterapeuta debe enterarse de que los masajes de tejidos profundos, como Rolfing, y las maniobras de estiramiento, como el masaje tailandés, pueden ser demasiado vigorosos.

"El proveedor del masaje debe tener conocimientos sobre trastornos hemorrágicos y la disposición para entender y aprender y recibir retroalimentación", dice Knight.

A fin de cuentas, algunas versiones de la masoterapia pueden ser benéficas para el alivio del dolor, si se administran con cuidado y bajo la supervisión de un fisioterapeuta del HTC. Además, probablemente disfrutará de los beneficios adicionales de la relajación y la reducción del estrés.