Liderando el camino en la investigación de la hemofilia

Jordan Shavit, MD, PhD, retribuye el apoyo que recibió de la NHF

En la actualidad, Jordan Shavit, MD, PhD, es profesor asociado y profesor de hematología/oncología pediátrica de la Henry and Mala Dorfman Family en el Departamento de Pediatría de Michigan Medicine en Ann Arbor. También es el investigador principal del Laboratorio Shavit. Pero en 2005, fue un becario postdoctoral que terminó su beca tradicional de hematología/oncología pediátrica y quería extender su tiempo de capacitación en hemofilia y trastornos de la coagulación.

Así que solicitó y recibió una beca de lo que entonces se llamaba Programa de Becas Clínicas NHF-Baxter, ahora el Programa de Becas Clínicas NHF-Takeda, lo que le permitió permanecer con su mentor postdoctoral en la Universidad de Michigan de 2006 a 2008. Fue un momento crítico para Shavit mientras buscaba construir una carrera independiente.

“La beca clínica me ayudó a superar ese momento”, dice. Resultó que la beca clínica fue solo el comienzo de su participación en una variedad de programas de becas de investigación de la Fundación Nacional de Hemofilia (National Hemophilia Foundation, NHF).

Al final de su beca clínica de la NHF, Shavit recibió un nombramiento como profesor asistente independiente y abrió el Laboratorio Shavit en 2009. Él y su equipo investigan el papel de los modificadores genéticos en los trastornos de la coagulación y hemorragia utilizando modelos de pez cebra. La financiación clave para este trabajo provino de otra subvención de la NHF, el Career Development Award, que Shavit recibió en 2011.

“En ese momento de una carrera, es particularmente difícil obtener financiación”, dice Shavit. “Las instituciones lo están buscando para obtener fondos de los NIH, pero por lo general se necesitan un par de años para publicar sus propios documentos independientes y tal vez algunos intentos de solicitudes. Por lo tanto, tener un premio de desarrollo profesional como el de la NHF realmente ayuda a mantener las cosas en marcha durante ese proceso”.

A medida que Shavit se estableció, su atención se centró en asesorar a los que le seguían. Dice que sus propios mentores profesionales influyeron mucho en su enfoque de este trabajo crucial.

Shavit ha sido mentor de los ganadores de las becas de investigación postdoctoral Judith Graham Pool de la NHF y ha sido el mentor principal de los becarios clínicos de la NHF-Takeda. Por muy gratificante que haya sido para él beneficiarse de estos programas, Shavit dice que es igualmente satisfactorio ayudar a otros a cosechar sus recompensas. “Me encanta ver a la gente tener éxito y seguir adelante y continuar con el trabajo”, dice.

En última instancia, dice Shavit, el compromiso de larga data de la NHF con los programas de subvenciones que financia y administra no solo ha beneficiado a los investigadores individuales de hematología/oncología, sino también al campo en su conjunto. “Es simplemente increíble cuando fui y miré la lista de personas que recibieron apoyo en el pasado”, dice. “Es un grupo realmente distinguido y estoy orgulloso de formar parte de él”.