People other than your parents can help support you

¿En quién puedes apoyarte cuando padeces un trastorno hemorrágico?

Otras personas aparte de tus padres pueden ayudarte
Author: Ian Landau

Tus padres juegan un rol importante al ayudarte con tu trastorno hemorrágico, pero no son los únicos a los que puedes acudir en búsqueda de apoyo y amor. Puede haber momentos en que ellos no estén cerca o en que desees pasar tiempo con personas nuevas. Otros miembros de la familia, así como amigos o personas que conozcan bien también pueden ayudarte o simplemente estar allí cuando quieras hablar con alguien, jugar o pasar el rato.

He aquí la manera en que pueden aprovechar mejor el tiempo que pasan juntos:

 

Los abuelos

Los abuelos pueden vivir cerca o lejos, pero son importantes tanto para ti como para tus padres. Tu abuelo puede ser la persona ideal para pasar el tiempo en esos días en que quieras estar más relajado. Hay muchas cosas que pueden hacer juntos: jugar cartas, preparar una comida o pintar. Pídeles a tus abuelos que te cuenten una historia o te enseñen un juego que él o ella jugaban cuando eran niños. Compartir esos recuerdos también puede hacerte sentir especial.

 

Los hermanos

¡Nadie entiende a tus padres como tu hermano o tu hermana! ¿Quién más hace bromas o se ríe contigo a escondidas cuando tu mamá o tu papá hacen algo tonto? Es posible que tus hermanos se sientan un poco relegados cuando tú obtienes mayor atención debido a tu trastorno hemorrágico, así que puede ser importante que se les demuestre que son queridos y se les necesita. Ya sea que tu hermano o hermana sean mayores o menores, hay cantidad de maneras en que pueden divertirse juntos. Busquen un juego, como cacería de objetos alrededor de la casa o en el patio. Representen una obra cómica, canten una canción o inventen un baile y hagan un show de talentos para el disfrute de toda la familia.

 

Los amigos

Puede ser difícil para los amigos entender qué significa tener un trastorno hemorrágico, pero eso no significa que no les importe. Si tus amigos te preguntan sobre tu trastorno hemorrágico, puedes decidir qué tanto deseas revelarles. Si te sientes cómodo al hablar sobre tu trastorno hemorrágico con un amigo, puedes explicarle que eso significa que debes tomar medicamentos especiales porque tu sangre no actúa como la de él o la de ella. Pero aún así pueden encontrar muchísimas formas de jugar juntos, en espacios cerrados o abiertos, y puede que ni recuerdes tu trastorno hemorrágico cuando están juntos.