La causa de sangrado menstrual anormal que se pasa por alto

Los períodos abundantes son un síntoma importante de la enfermedad de von Willebrand
Author: Martha Frase

Muchas mujeres aceptan períodos prolongados y abundantes como una parte molesta pero ordinaria de ser mujer, soportando el estrés mensual de períodos tan abundantes que interfieren con su calidad de vida.

Pero en algunos casos, la causa de esos períodos abundantes es la enfermedad de von Willebrand (EVW), el trastorno hemorrágico hereditario más común en los EE. UU. Mientras que los hombres y las mujeres se ven igualmente afectados por la EVW, en las mujeres, el sangrado menstrual abundante es a menudo el síntoma principal.

¿Qué es normal y qué no?

Puede ser difícil saber si tiene sangrado abundante o excesivo porque ya se ha acostumbrado, pero en general, los períodos que duran más de siete días se consideran sangrado menstrual abundante (heavy menstrual bleeding, HMB). Otros signos del HMB son:

  • Utiliza más de una toallita femenina o tampón por hora
  • Es necesario duplicar el uso de una toallita femenina y un tampón debido a un sangrado abundante
  • Necesita cambiar las toallitas femeninas o los tampones más de una vez durante la noche
  • Tiene flujo menstrual que contiene coágulos sanguíneos repetidamente del tamaño de una moneda de 25 centavos o más grande
  • Su flujo menstrual es tan abundante que le impide hacer las cosas que haría normalmente, como ir al trabajo o la escuela

Cuándo se sospecha de EVW

No todas las mujeres con períodos abundantes tienen EVW, por lo que el proceso de diagnóstico de EVW generalmente comienza con algunas preguntas sobre los antecedentes familiares y menstruales, dice Andrea Lukes, MD, MHSc, presidenta y directora ejecutiva del Centro de Investigación y Bienestar de Mujeres de Carolina en Durham, Carolina del Norte. “Si alguien ha tenido un sangrado abundante desde su primer período, eso genera sospechas. Los antecedentes familiares de trastornos hemorrágicos conocidos, como la hemofilia, también serían motivo de sospecha”, dice Lukes, quien también es el fundador y presidente de la Alianza de Obstetricia y Ginecología, una red de pares que educa a los obstetras/ginecólogos.

El paso inicial para determinar si un paciente tiene EVW es realizar pruebas específicas que midan el antígeno VW (la cantidad de proteína VW en la sangre) y los niveles de actividad (qué tan bien funciona la proteína VW) y los niveles del factor VIII (FVIII).

“El rango de normal para el antígeno y actividad variará del 50% al 150%”, dice Alice Ma, MD, profesora adjunta de medicina en la División de Hematología/Oncología en los Hospitales UNC en Chapel Hill, Carolina del Norte. “Pero existe lo normal, y luego está lo ‘normal’”. La diferencia está en los antecedentes del paciente, según Ma, una hematóloga que se especializa en el tratamiento de mujeres con trastornos hemorrágicos.

Cuando se necesita descasar

Debido a que los resultados de las pruebas pueden volver a ser normales para una persona con EVW debido a varios factores, como el estrés, los niveles elevados de estrógenos, el embarazo, el uso de anticonceptivos orales y el esfuerzo físico reciente, puede ser necesario realizar una nueva prueba. Los resultados de las pruebas también pueden estar sesgados durante los períodos de inflamación aguda, como el período perioperatorio, y si hay infecciones presentes. Cualquiera de estos puede aumentar temporalmente el antígeno VW y los niveles de actividad dentro del rango aceptable.

“Para una paciente con un nivel del 50% al 60%, pero en el contexto de una historia realmente buena, los antecedentes de sangrado y un fuerte historial familiar de trastornos hemorrágicos, voy a repetir esas pruebas, asegurándome de que todo esté optimizado para obtener los mejores resultados”, dice Ma.

“Puedo llamar nuevamente a una paciente para que vuelva a hacerse la prueba justo antes de la menstruación [cuando los niveles hormonales son más bajos], o quitarle las píldoras anticonceptivas o la TRH [terapia de reemplazo hormonal] durante un mes o dos antes de repetir la prueba”, dice Ma. “Además, si una paciente acaba de subir las escaleras o está nerviosa, [esos factores] también pueden aumentar los niveles. La traeré de regreso otro día, me aseguraré de que tome el elevador y trataré de mantenerla calmada”.

Otro factor que puede afectar los resultados de la prueba de EVW es dónde se realiza la prueba. “Es mejor que un hematólogo haga las pruebas, preferiblemente uno asociada con un centro de tratamiento de hemofilia”, dice Ma. Los laboratorios comerciales o clínicas pueden no utilizar métodos óptimos para manipular la sangre. “Si se encuentra afuera en una caja de metal, la muestra podría estropearse antes de llegar al laboratorio”.

Tratamiento para la EVW

El diagnóstico de EVW generalmente toma de tres a cuatro semanas. Los resultados mostrarán el tipo y la gravedad de la EVW. Existen tres tipos diferentes de EVW: 1, 2 y 3, y varios subtipos. En el tipo 1, la proteína VW es normal, pero se produce en cantidades disminuidas. Los niveles varían del 20% al 50%. Los síntomas suelen ser leves, pero no siempre es el caso. En el tipo 2, la proteína VW es anormal. Los pacientes con EVW tipo 3 tienen niveles muy bajos de actividad de EVW y antígeno (típicamente menos del 10%), y niveles bajos de factor VIII. Presentan los síntomas más graves, aunque las personas con subtipos específicos de EVW tipo 1 o tipo 2 también pueden tener EVW grave.

El tipo 1 debe tratarse con DDAVP, o acetato de desmopresina, una hormona sintética que se administra a través de un aerosol nasal, de acuerdo con las recomendaciones del Consejo Asesor Médico y Científico (Medical and Scientific Advisory Council, MASAC) de la Fundación Nacional de Hemofilia sobre el tratamiento de la EVW. El DDAVP aumenta los niveles de FVIII y EVW que circulan en la sangre hasta ocho horas después de la administración.

Las personas con EVW de tipo 2A, 2M y 2N deben recibir tratamiento con DDAVP si han respondido positivamente a un ensayo de DDAVP. Las personas con subtipos 2B y EVW tipo 3 (y aquellas con tipos 1, 2A, 2M y 2N que no responden a DDAVP) deben recibir tratamiento con concentrados de FVIII que contengan EVW, según las recomendaciones de MASAC. Para algunas mujeres, el sangrado menstrual abundante puede controlarse con terapia de reemplazo hormonal o píldoras anticonceptivas.

Los medicamentos llamados “antifibrinolíticos” también se pueden usar para tratar períodos abundantes.

Para aquellas que se someten a pruebas o que son diagnosticadas recientemente, Lukes ofrece esta garantía: “Una vez que se le diagnostica, es el primer paso para controlar la enfermedad. Hay muchas opciones para controlar su impacto. Veo una gran sensación de alivio en mujeres individuales cuando finalmente comprenden por qué tienen este trastorno hemorrágico y qué tan común es realmente”.

Para obtener más información sobre las pruebas de laboratorio para EVW y cómo prepararse para ellas, visite el sitio web Better You Know de NHF, https://www.betteryouknow.org/women/at-risk/how-to-prepare

Audience