La próxima generación de líderes filantrópicos

El programa Young Hope Society (YHS) de la Fundación Nacional para la Hemofilia (National Hemophilia Foundation, NHF) tiene como objetivo inspirar a seguidores de la generación milenial
Author: Lisa Fields

Debido a que los mileniales abordan ciertas situaciones de forma diferente en comparación con otras personas de generaciones anteriores, como la manera en la que donan para causas caritativas, la NHF lanzó una nueva sociedad de donaciones para jóvenes adultos de edades comprendidas de los 21 hasta los 40.

The Young Hope Society está diseñado para inspirar a jóvenes seguidores de la comunidad de trastornos hemorrágicos y mantenerlos involucrados con la NHF.

“Es nuestro turno” declara Nikole Scappe, de 26 años, de Pittsburgh, graduada del programa de Youth Leadership Institute de la NHF, que este verano se confinó en la sede de la NHF y ayudó a crear la YHS. “Aquellos que prepararon el camino nos dejaron con huellas muy grandes que continuar. Es nuestro turno de dar un paso adelante e inspirar a la próxima generación”.

Los datos del informe Millenial Impact Report, patrocinado por la Case Foundation, demuestran que los mileniales prefieren donar a causas que son importante para ellos y, si están motivados por un problema, es probable que donen dinero y se ofrezcan como voluntarios.

“Están conducidos por la pasión” afirma Aliana Soto, de 35 años, de Harlem, Nueva York, una de los miembros fundadores de la recaudación de fondos y el grupo de concientización Connect for Bleeding Disorders de la NHF. “Quieren ser parte de la misión y la visión. Quieren darnos su tiempo, no solo su dinero”.

 

Impacto medible

Los mileniales quieren ver que sus donaciones hacen la diferencia en las organizaciones que siguen, según el Millennial Impact Report. Los jóvenes adultos de hoy quieren averiguar exactamente cómo el dinero que han donado ha ayudado a la gente. Debido a este deseo de información adicional, los miembros de la YHS que hagan donaciones anuales de $250 recibirán beneficios exclusivos por su apoyo.

“Si los jóvenes adultos están dispuestos a donar su dinero o tomarse su tiempo para recaudar fondos, es importante para ellos saber que su contribución hizo una diferencia”, indica Scappe.

La NHF espera que los miembros jóvenes de la comunidad de trastornos hemorrágicos se unan a la YHS. “Convertirse en un miembro de la YHS proporciona una oportunidad de retribuirle a la comunidad que te dio algo”, dice Scappe. “Muchos de nuestros jóvenes se alinean con las metas de la NHF”. Los miembros que hagan contribuciones se benefician recibiendo reconocimiento en el sitio web de la NHF u obteniendo acceso exclusivo a los eventos.

 

Potenciar las redes sociales

Debido que los mileniales se desarrollan en la conectividad social, la sociedad de donaciones de la NHF puede atraer nuevos miembros de las redes sociales de sus miembros actuales. 75% de los mileniales publican en sus redes sociales causas o problemas que son importantes para ellos, según el informe Millennial Impact Report. Esta exposición puede ayudar a que una audiencia más amplia aprenda sobre los trastornos hemorrágicos, los eventos y recaudaciones de fondos de la NHF.

“Todo se trata de la red”, afirma Soto. “Tienen a sus jefes, padres y a sus amigos. Además, si logra que algunas personas donen, esas personas pueden ver la hemofilia en cualquier otro lado y podrán hacer una conexión con eso. De este modo, comienza la conexión y el deseo de dar su tiempo y energía. Se abrirá todo un nuevo puente que alcanzará a otras personas”.