7 formas de controlar el estrés de la época decembrina

Evite el agotamiento decembrino y disfrute más de la temporada
Author: Ian Landau

La época de fiestas. Esas simples palabras pueden provocar sentimientos intensos. Sí, la época de fiestas trae consigo montones de actividades divertidas. Pero la acumulación de fiestas, compras, eventos escolares, eventos del trabajo, y encima de todo eso mantener el control de su trastorno hemorrágico o el de su hijo, puede ser abrumador. Al ver todos los pendientes que tiene en esta época del año, quizá menee la cabeza y se pregunte: "¿Cómo voy a hacer todo eso?". En el caso de las personas que controlan una enfermedad crónica, como un trastorno hemorrágico, lo primero que hay que recordar es que su salud física y mental es lo primero.

Aquí hay otras maneras de evitar el agotamiento decembrino

1. Sea honesto consigo mismo sobre lo que puede hacer sin problemas

Quizá le encanta viajar a la fiesta anual de su tía. Pero si ha estado lidiando con una infección de la vía de acceso o su tobillo le ha estado molestando todo el otoño, no aumente el estrés ni se arriesgue a más problemas. Sus familiares y amigos podrían decepcionarse de no verlo, pero si les explica francamente por qué no puede visitarlos, de seguro entenderán. Sugiera una llamada por FaceTime o Skype para que pueda participar en la diversión desde lejos.

2. Olvídese de la culpa

"Oye, es la temporada de fiestas, alivianate". "Necesitas espíritu navideño". "Es la época de alegría, ponte alegre". A algunos nos resulta mucho más fácil decirlo que hacerlo. Es común sentir la presión de estar constantemente alegre en la temporada de fiestas. Pero si su familia está enfrentando complicaciones de un trastorno hemorrágico en una época en la que todos y todo lo que los rodea dice que tienen que estar felices, la discrepancia puede hacerlo sentir culpable. Reconozca esta tendencia y acepte que está bien tener altibajos.

3. Organícese

Hacer listas, planear y organizar su calendario es un factor de estrés para algunas personas, pero estas preparaciones darán fruto cuando llegue la época decembrina. No querrá faltar a citas con el médico, omitir infusiones o correr a comprar medicamentos e insumos antes de un viaje porque se distrajo comprando regalos, cocinando o haciendo otras actividades para las fiestas. Si sabe lo que necesita hacer, puede integrarlo a su agenda. Después de todo, un trastorno hemorrágico no se toma días feriados.

4. Sea flexible

Pese a sus mejores planes, es probable que algo salga mal en esta temporada. Podría ser una hemorragia espontánea cuando tiene que salir a la comida de su hermana. O su hijo podría darse un golpe preocupante en una fiesta que lo obligue a llevarlo al centro de tratamiento de hemofilia para que lo revisen. Haga lo que pueda para enfrentar lo que ocurra. Y bueno, si nada sale mal, ¡considérelo un regalo inesperado!

5. Comprométase con los hábitos saludables

Por supuesto, es importante descansar bien, consumir alimentos nutritivos y hacer ejercicio con regularidad durante todo el año. Redoblar su compromiso con estos hábitos en la época decembrina ayuda a garantizar que usted y su ser querido se mantengan saludables durante los días más ocupados. Trate de dormir de siete a nueve horas por noche, cuídese de demasiadas indulgencias decembrinas como dulces y alcohol, y haga algo activo todos los días, incluso si es solamente una caminata de 30 minutos.

6. Equilibre su tiempo personal y social

Incluso para las personas más sociales, puede haber demasiado tiempo de convivencia en la temporada de fiestas. Puede ser agotador relatar las novedades una y otra vez a familiares bienintencionados que quizá no sepan mucho sobre trastornos hemorrágicos, pero que comprensiblemente quieren saber cómo está su familia. O quizá sus hijos lo están volviendo loco pidiendo regalos. Mantenga la calma programando algo de tiempo personal para descansar. Separe 20 minutos al día para meditar, tomar un baño o dar una caminata al aire libre a solas. Este tiempo le dará la oportunidad para bajar la velocidad, reiniciarse y reenergizar su mente y su cuerpo.

7. Exprese su gratitud

Tómese el tiempo para reflexionar y agradecer las cosas buenas y las personas que forman parte de su vida. A veces es fácil ignorar o dar por sentado lo positivo. ¿Un nuevo plan de control del dolor le ha ayudado a estar más activo? ¿Su hija hizo un cambio sin problemas a una nueva escuela? ¿El enfermero de su centro de tratamiento de hemofilia es un superhéroe que vino al rescate muchas veces este año? Esté agradecido por estos momentos y esas personas.

 

Más ayuda en la temporada decembrina

7 consejos para comer saludable durante las fiestas

5 consejos para viajar durante las fiestas para familias con trastornos hemorrágicos