6 cosas que saber sobre los aparatos de ortodoncia y los trastornos hemorrágicos

La mayoría de los niños, adolescentes y adultos con trastornos hemorrágicos pueden usar aparatos de ortodoncia como todos los demás
Author: Ian Landau

Colocarse aparatos de ortodoncia u otros dispositivos de ortodoncia, como un retenedor, es un rito de iniciación para millones de niños (y un número cada vez mayor de adultos también). Para algunos, los aparatos de ortodoncia son una opción cosmética para enderezar los dientes torcidos, pero a menudo se recomiendan para corregir problemas de salud bucal, como una mordida excesiva o insuficiente, o una mandíbula desalineada, que podría causar problemas para comer, beber y hablar.

Las personas con trastornos hemorrágicos o los padres de niños con trastornos hemorrágicos pueden tener inquietudes sobre las complicaciones derivadas de los aparatos de ortodoncia más allá del dolor bucal típico o las molestias generales. La buena noticia es que la colocación de aparatos de ortodoncia generalmente no causa sangrado significativo, y la mayoría de los problemas después de su colocación se manejan fácilmente con la ayuda del ortodoncista y el equipo de su centro de tratamiento de hemofilia (hemophilia treatment center, HTC).

A continuación se presentan algunas claves para garantizar su salud mientras arregla su sonrisa.

1. Encuentre al ortodoncista indicado

Esperemos que haya encontrado un dentista con el que se sienta cómodo y que tenga especial cuidado al tratarlo a usted o a su hijo(a). (De lo contrario, consulte “Cómo buscar un dentista que trate a las personas con trastornos hemorrágicos”). Dado que los dentistas suelen ser los que sugieren la ortodoncia en primer lugar, lo ideal sería recomendarle un ortodoncista que esté dispuesto a coordinar con su equipo o hematólogo de HTC para minimizar las complicaciones. Si tiene problemas para encontrar un ortodoncista adecuado, intente pedir ayuda al personal de su división de la Fundación Nacional de Hemofilia y busque recomendaciones de otros miembros de la comunidad en eventos o en foros de mensajes.

2. Usted puede tener opciones

Afortunadamente, los días en que los aparatos de ortodoncia automáticamente significaban tener la boca llena de metal han quedado en el pasado. Los brackets de acero pegados a los dientes y conectados con alambres y gomas siguen siendo comunes, pero hay otras opciones disponibles. Los alineadores transparentes removibles son una alternativa que está creciendo en popularidad, especialmente entre los adultos. Pero asegúrese de discutir con su ortodoncista cuál es el tratamiento más efectivo y seguro para usted.

3. Esté preparado

Alan Kennell, un ortodoncista en New Hampshire cuyo hijo tiene hemofilia A aguda, recomienda a los ortodoncistas que consulten con el HTC del paciente “para discutir el plan básico del paciente y estar al tanto de cualquier detalle con respecto a ese paciente”. Kennell señala que aunque colocar y remover aparatos de ortodoncia son procedimientos mínimamente invasivos, “recomendaría una infusión de factor antes de estas citas, ya que limpiar el exceso de adhesivo de los dientes a veces puede causar irritación o sangrado gingival”. Él dice que los ajustes de ortodoncia de rutina generalmente no requieren un dosis profiláctica, “a menos que el ortodoncista esté planeando un procedimiento más complicado. Es una buena práctica para el paciente o el padre pedirle al ortodoncista esto antes de la próxima cita, solo para estar seguro”.

4. Si necesita que le extraigan un diente

A veces se recomienda extraer uno o más dientes a modo de preparación para colocar aparatos de ortodoncia. Hay varias razones para esto. Los más comunes son que un diente está demasiado dañado o no sea saludable para soportar los aparatos de ortodoncia o que los dientes están tan apretados que necesitan espacio adicional en la boca para realinearse adecuadamente. La extracción dental es un procedimiento quirúrgico, y como con cualquier cirugía, se deben tomar precauciones para minimizar el sangrado. Antes de una extracción, el dentista general o el cirujano oral que realiza el procedimiento debe comunicarse con el HTC para que exista un plan de cobertura de factores antes y después de las extracciones. Asegúrese de tener claro qué hacer y a quién debe llamar si tiene complicaciones.

5. Preste especial atención a la higiene oral

Especialmente los niños (pero también los adultos, uno ya sabe cómo es) pueden ser laxos con respecto a cepillarse los dientes y usar hilo dental. Cuando se usan aparatos de ortodoncia, la placa dental queda atrapada más fácilmente en los dientes y las encías, lo que a su vez puede causar inflamación y sangrado de las encías, así como aumentar el riesgo de caries. Las personas con trastornos hemorrágicos deben hacer todo lo posible para minimizar estos problemas. Por lo tanto, los buenos hábitos dentales, incluido el cepillado cuidadoso y el uso del hilo dental, son fundamentales. Si los alambres o bandas irritan las encías o las mejillas, su ortodoncista puede mostrarle cómo aplicar temporalmente cera dental para proteger estas áreas.

6. No se preocupe demasiado

Colocarse aparatos de ortodoncia u otros dispositivos de ortodoncia es un procedimiento médico, por lo que probablemente sea inevitable un poco de preocupación. Pero tenga la seguridad de que la mayoría de las personas con trastornos hemorrágicos tienen pocas o ninguna complicación que sea diferente de cualquier otra persona con aparatos de ortodoncia u otros tratamientos de ortodoncia. Una vez más, la clave del éxito es la colaboración entre usted, el ortodoncista y el HTC o el hematólogo para garantizar que reciba la mejor atención.